BERMUDO III (1028-1037)

Bermudo III
     

Rey de León (1.028 - 1.037) alcanzó el trono con 11 años, coincidiendo con la época de mayor esplendor del Reino de Navarra. En esta época ocurrió un suceso que iba a marcar el futuro del Reino. En 1.029 el Conde de Castilla García Sánchez acudió a León para contraer matrimonio con Sancha, hermana del Rey. Ya en la capital del Reino fue atacado y asesinado por la familia de los Vela, que vengaban de esta forma una antigua afrenta realizada por el padre de García Sánchez. Al morir este sin dejar descendencia, el Rey navarro invadió sus territorios en nombre de su mujer Munia, hermana del asesinado castellano. Asimismo Sancho Garcés III persiguió y ejecutó a los Vela, según él para vengar la muerte del noble castellano, aunque es más que probable que fuera para no dejar testigos que pudieran inculparle, ya que es más que probable que él mismo fuese el principal instigador de todos estos sucesos con la intención de  inmiscuirse aún más en la política leonesa y de hacerse con el Condado de Castilla, que posteriormente cedería a su hijo Fernando I, que lo convertiría en Reino.
Bermudo III, alcanzada la mayoría de edad en 1.032, intentó recuperar los territorios en poder del navarro, pero no le fue posible. Para solucionarlo se unió en matrimonio a su hermana Sancha con el futuro Fernando I, hijo del Rey navarro. Sin embargo, Sancho Garcés III, sin causa justificativa alguna, atacó los territorios de Bermudo III, apoderándose de Astorga y de León y obligando al Rey a refugiarse en Galicia. La muerte del monarca navarro le permitió recuperar León. En 1.037 quiso también recuperar los territorios entre el Cea y el Pisuerga, en poder de Fernando I, ya que este había elevado el Condado de Castilla a la categoría de Reino, algo que el Rey Leonés no estaba dispuesto a permitir, ya que eso significaba de hecho la perdida definitiva de estos territorios. Fernando I solicitó la ayuda de su hermano, García Sánchez III de Navarra, y presentaron batalla al Rey Leonés en el valle de Tamarón. Bermudo III se lanzó a la batalla intentando encontrar al nuevo Rey de  Castilla, pero se descuidó y se adentró en las filas castellanas, siendo abatido por las lanzas enemigas. Con él finalizaba la línea varonil directa que se remontab
a a los tiempos de Don Pelayo y el trono pasó a poder de su hermana Sancha.



Volver a León
Colaborar