GARCIA I (910-914)

garcia I  


Rey de León (910-914),como hijo mayor del difunto Alfonso III, mantendría siempre una posición predominante sobre sus hermanos, de tal forma que, a pesar de gobernar Reinos distintos, estos le estaban subordinados, y eso pese a que su padre siempre mantuvo una especial predilección sobre su hermano Ordoño. Nombró a León como capital del nuevo Reino, aunque no fijó su residencia definitiva en la ciudad. Se tiene constancia que desde el 909 actuaba en León con independencia de Alfonso III, aunque ni él ni su hermano Ordoño (gobernador en Galicia con título de Rey) computaron el tiempo de sus reinados mientras vivió su padre. Tuvo un reinado tranquilo por las luchas internas en Al-Andalus, lo que aprovechó para continuar con la tarea repobladora iniciada por su padre. En 913 mandó construir el monasterio mozárabe de San Miguel de Escalada, el cual se finalizó en tan solo doce meses mediante obreros procedente de Córodoba. En el año 914 tomó la plaza de Arnedo, en un intentó de dominar La Rioja. Ese mismo año enferma y muere en Zamora. Estaba casado con Nuña, Munia o Mumadomna (hija del Conde de Castilla Nuño Núñez) pero no tuvo hijos.